ESCUCHAME, PIBE

 

 

 

Por favor... pibe, escuchame

No es para darte una queja,

Soy un viejo que fue pibe

Como vos ahora lo sos.

Que a tu edad creía en Dios

Convencido por mi vieja,

Ella, hundida en su tristeza

Sonreía y me decía,

Que algún día acabaría

En el país, la pobreza.

 

Recitado:

Vos, pibe... dudás de mí

Porque apenas sé leer,

Y no tengo ese saber

Que los libros te inculcaron,

Y porque jamás lloraron

Tus ojos... para comer,

Por eso dudás de mí

Porque apenas sé leer.

 

Dios, con su gracia infinita

A mediados del cuarenta,

Nos tuvo por fin en cuenta

A través de nuestra Evita...

Ella fue una luz divina

¡Muy grande, pibe, muy grande!

Te lo juro por mi madre

¡Ella cambió la Argentina!

 

Recitado:

Pibe lindo... nieto mío,

Gracias a Eva Perón,

Los pibes de esta nación

Tuvieron más pan y amor.

Nos enseñó lo mejor

Y una buena educación,

Por eso tu padre... pibe

Se recibió de doctor.

 

Coda:

Ella fue una luz divina

¡Muy grande, pibe, muy grande!

Te lo juro por mi madre

¡Ella cambió la Argentina!

 

Letra : Aldo Vega

Música : Domingo Rullo  (Domingo Rullo Basílico)

 

Del libro “Memorias de bandoneón” de Domingo Rullo y Víctor Yánez Aguirre.

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal