FUGITIVA

 

 

 

Nada más que tu paso por el sueño
El beso de morir entre la niebla,
Y la fuga de amor entre tus manos
Perfumadas de olvido y madrigal.
Voz de mágica nostalgia y lejanía
En mi ternura, tan tímida y secreta,
Te espero como ayer en el milagro
De este ser o no ser y lo fatal.
 
¿Para qué?...
Fugitiva de otoño,
Te amaré...
Danzarina en la tarde,
Con tu velo violeta
En el tema de adiós.
¿Para qué?...
Si en la luz inmutable y astral,
En que sueñan la espuma
Y la furia del viento,
Se arrodilla mi amor.
 
Turbio sueño total, noche y deseo,
Se fue tu drama azul por las cenizas,
Anunciadas de páginas fugaces
En el roto mensaje de tu fe.
Las arenas te nombraron en su vuelo
De aleluyas trágicas y solas,
Y sé que ya fugó por esa nada
Tu misterio, tu voz y tu laurel.

 

Letra : Juan Carlos La Madrid

Música : Ástor Piazzolla

 

Grabado por la orquesta de Osvaldo Fresedo con la voz de Héctor Pacheco.

Grabado por Edmundo Rivero con el acompañamiento de la orquesta de Carlos Figari. (1956)

 

 

AtrásMenú Principal