FRENTE A UNA COPA

 

 

 

Bebiendo, paso la vida
De la mañana a la noche,
Me siento igual que un fantoche
Frente a este alcohol homicida
Que asesina mi razón.
Cansado, con sed de olvido
En una eterna agonía,
Quiero olvidar la sombría
Visión que todos los días
Me lleva a la sinrazón.
 
Me emborracharon de luz
En mi niñez mis pobres padres.
Me emborrachó de placer
La juventud con canto y baile.
Me emborrachó de ilusión
Una mujer que fue mi vida,
Y hoy que la siento perdida
Se agranda mi herida
Que nunca la olvida
Ni con alcohol.
 
Preguntan: ¿Por qué estoy triste?
La vida es linda y muy corta,
Si a la ingrata no le importa
De que me pierda o me salve
Si no tiene corazón.
A veces frente a una copa
Veo otra vez sus ojazos,
La misma risa en su boca
Y al cristal lo hago pedazos
Y se esfuma la ilusión...

 

Letra : Elías Santiago Wainer

Música : Francisco Amor

 

Grabado por la orquesta de Osvaldo Pugliese con la voz de Alberto Morán. (sello Odeón Nº 30.603)

Grabado por el Sexteto Tango con la voz de Jorge Maciel.

 

 

                               AtrásMenú Principal