EL PISITO DE LA CALLE MELO

(1992)

 

 

En aquel pisito de la calle Melo,
Pura coincidencia con la realidad,
Las noches duraban como cinco días
Con mate y cariño para despertar.
Porque nos amamos tan intensamente
Que no nos cabía ya ni el corazón,
Nos bastaba un vino y un disco de Troilo
Dos patos alegres de la Belle Epoque!
 
Almafuerte y Baudelaire
Fue el poético festín,
Y era el techo del bulín
El mejor televisor.
Y era un éxtasis comer
Una estrella en el balcón,
Nuestro balcón a Puyrredón y el cielo.
 
La mayor felicidad
Viene escrita en Mi Menor,
Y así vimos que el amor
Misterioso es al nacer,
Misterioso es al morir,
Y al besarnos, al partir
Ya cerrado, nuestro nido nos lloró.
 
En aquel pisito de la calle Melo
Te soltaba el pelo como un lucifer,
Soñamos, ardimos y en mimos valseados
Eras Ginger Rogers y yo Fred Astaire.
Todo humilde menos nuestra fantasía
Que no dio la forma de portarnos bien,
Porque a nuestras almas les dimos el gusto
Y al cuerpo le dimos, el gusto también.
 
En aquel pisito de la calle Melo,

Los buenos recuerdos se aman por los dos.

 

Letra : Horacio Ferrer  (Horacio Arturo Ferrer)

Música : Raúl Garello  (Raúl Miguel Garello)

 

 

AtrásMenú Principal