ENTEREZA

 

 

 

Que en lo mejor de la vida, me voy jugando el pellejo

Y se hace muy difícil para mí esta situación,

No te aflijas que no es nada, soy en esto zorro viejo

Nunca fruncí el entrecejo, pa´ salir del apurón.

Que la vida es peligrosa y la carta está marcada

Que si acepto tal jugada, voy derecho al piletón,

Muchas gracias, buen amigo, por tan grandes advertencias

Tengo de sobra experiencia y agradezco la lección.

 

El hombre que sea de temple

No le cuerpea al destino,

Sigue siempre su camino

Sin esquivarle al dolor.

Y cuando juega una carta

Procurando alguna suerte,

Juega su vida a la muerte

Dando prueba de valor.

 

Supe querer, lo confieso, cuando supieron quererme

Supe ser hombre derecho, pa´ agradecer buena acción,

Como también he sabido olvidar si fue preciso

Pa´ saldar un compromiso, mano a mano en la ocasión.

Por eso que yo no temo, los porrazos del destino

Voy en pos de mi camino y en riendas de la razón,

Y si una bofetada he devuelto en pleno rostro

Es porque tengo ese temple infalible del varón.

 

Jamás mi frente altanera

Escondí ante el peligro,

Aunque supo el enemigo

Acecharme ´e sopetón.

Donde puse mi entereza

Sin titubear un instante,

Llevando por estandarte

La fe de mi corazón.

 

Letra : José Fernández Perrusine  (José Fernández)

Música : Jaime Vila

 

                       

AtrásMenú Principal