ENCADENADOS

 

 

 

Tal vez fuera mejor que no volvieras

Quizá fuera mejor que me olvidaras,

Volver, es empezar a atormentarnos

A querernos para odiarnos

Sin principio ni final.

 

Nos hemos hecho tanto, tanto daño

Que amor entre nosotros es martirio,

Jamás quiso llegar el desengaño

Ni el olvido, ni el delirio...

Seguiremos siempre igual.

 

Cariño como el nuestro es un castigo

Que se lleva en el alma hasta la muerte,

Mi suerte, necesita de tu suerte

Y tú me necesitas mucho más.

 

Por eso no habrá nunca despedida

Ni paz alguna habrá de consolarnos,

Y el paso del dolor ha de encontrarnos

De rodillas en la vida

Frente a frente y nada más.

 

Letra y música : Carlos Arturo Briz

 

Grabado por la orquesta de Miguel Caló con la voz de Raúl Ledesma.

 

                       

AtrásMenú Principal