EN LA MADRUGADA

(1959)

 

 

Una esquina de ayer, en las horas que el sol, hace rato apoliya

Y en la mesa de un bar, una mina vulgar y un bacán que la afila,

Un bohemio en un rincón, escribe letras,

Con el dedo un gran señor, manda otra vuelta,

Un saludo cordial y el silbato alegrón de un vapor al llegar.

 

Arrabaleros cafetines

Donde empañan sus abriles

Las muchachas de percal.

Y entre las copas sin historia

Cada historia es una copa

Que derrama la ciudad.

El invento traga vento

Suelta música de jazz,

Junto a pibas ojerosas

Aburridas de esperar,

Y un varón del novecientos

Descontento, que reclama su gotán.

 

Toca ronda un botón, dentro del corazón, de la calle desierta,

Y en la acera un galán, que se abrocha el gabán, arrimado a una puerta,

Allá arriba el cielo azul, se despereza,

Y la luna ya escondió, su cara vieja,

Y después al partir, moneditas de sol, sobre la calle gris.

 

Arrabaleros cafetines

Donde empañan sus abriles

Las muchachas de percal.

Y entre las copas sin historia

Cada historia es una copa

Que derrama la ciudad.

El invento traga vento

Suelta música de jazz,

Junto a pibas ojerosas

Aburridas de esperar,

Y un varón del novecientos

Pa´l cotorro va silbando su gotán.

 

(silbado)......................................

....................................................

 

Letra : Federico Silva  (René Federico Silva Iraluz)

Música : Tito Cabano

 

Grabado por Julio Sosa con el acompañamiento de la orquesta de Leopoldo Federico. (12–06–1961)

 

A “Letras   A “Autor    Menú Principal