EN EL SALÓN

 

 

 

Vamos, morocha, a bailar

Este tango sin par

Que rezonga en la orquesta.

Vamos a vestir de fiesta al corazón

Que hasta la noche de hoy

Se presta.

Qué gusto da seguir ese compás

Más hondo, mucho más

Y tan amigo.

Vamos, morocha, a bailar

Que el salón encendido

Nos espera ya.

 

En el salón quedó mi juventud

Lejana juventud,

Siguiendo huellas de tangos

No me perdí ni una noche

Siempre bailando y bailando.

En el salón dejé mi corazón

Prendido a una ilusión...

Allí tal vez arrinconado

Lo he de hallar cansado

De esperar su amor.

 

Cuántos recuerdos, mujer

Vuelven a florecer

Al bailar este tango.

Hoy que ya no soy tan ágil como ayer

Haré por esconder

Los años.

Y hasta el final siguiendo este compás

Más joven, mucho más

Seré bailando.

Vamos, morocha, que así

Con usted en esta noche

Vuelvo a revivir.

 

Letra : Leopoldo Díaz Vélez

Música : Cristóbal Herreros

 

(partitura edición 1944)

 

 

AtrásMenú Principal