EL TANGO SABE ESPERAR

 

 

 

Vos dejá que los muchachos
Se aturdan dentro del ruido...
Y a nuestro tango querido
No le presten atención.
Que ahora, vivir en onda
Es bailar bien separados,
Cada uno por su lado
Como la luna y el sol.
 
A mí también me da pena
Ver el tango relegado,
Pero no vivo amargado
Porque conozco el final.
Es la vida, que es escuela
Cuando pasás los cuarenta,
Te diplomás de tanguero
¡Y el tango sabe esperar!
 
 Tango amigo...
 De memoria vos sabés,
 Que no se nace tanguero
 Porque eso viene después.
 Y entre tangueros 
 Hay una sola verdad,
 Que van pasando los años...
 ¡Y al tango lo querés más!
 Tango amigo...
 Sabiendo que hay un después,
 Dejá que la muchachada
 Viva su vida alocada
 Que al llegar la madurez,
 Se hace hombre, más canchero,
 Deja el ruido bullanguero
 ¡Se hace tanguero de ley!
 
Recordá tus años mozos
Cuando en todos los salones,
Te dejaban bailar solo
El shimmy o el charleston.
Vos dejá que los muchachos
Disfruten sus emociones...
Y se hagan buenos varones
En la lucha y el dolor.
 
No sufras si frente a un tango
Se muestran indiferentes,
Porque un día, de repente
Al tango se han de entregar.
Que la historia se repite
Y al llegar a los cuarenta,
Te diplomás de tanguero...
¡Y el tango sabe esperar!

 

Letra : Ángel Laborde

Música : Antonio Cerviño

 

 

AtrásMenú Principal