EL TAITA

 

 

 

Soy el taita de Barracas

De aceitada melenita,

Y francesa planchadita

Cuando me quiero lucir.

Si me topan me defiendo

Con mi larga fariñela,

Y me lo dejo al pamela

Como carne de embutir.

 

Y si se trata

De alguna mina,

La meneguina

Me hago ligar.

Y si resiste

En aflojar,

Con cachetiarla

Me la va a dar.

 

Si tratan de convencerme

Tiempo al ñudo perderán,

Pues yo voy donde las dan

Porque soy el más tigrero.

Soy amante de trifulcas

Que me arman en los fondines,

Pero son los meneguines

Que me ponen altanero.

 

Se llama Elvira

La paica mía,

Y día a día

Da lindo “espor”.

Y yo me paso

Calaveriando

Y desechando

Mi sinsabor.

 

Soy el taita más ladino

Fachinero y compadrito,

Soy el rubio Francisquito

De chambergo y de plastrón.

Soy cantor y no reculo

Ni me achico al más pesado,

Porque siempre yo he peleado

Con el tipo más malón.

 

También he sido

Un habitante

Fiel y constante

De la prisión,

Porque soy taita

De las camadas

Y doy trompadas

A discreción.

 

Ni aunque venga una partida

De cincuenta chaferolas,

Con las negras cacerolas

Y el machete a relucir,

No me entrego si no dejo

Unos cuantos pataleando,

Y otros dejarlos zumbando

Que por fuerza han de morir.

 

Yo de natura

Soy muy nervioso

Y laborioso

Para escabiar.

Siendo de arriba

Me gusta mucho,

Me tienen chucho

Para peliar.

 

Si alguna vez en la calle

Algún tipo me provoca,

Le digo: Yo no soy Roca

Soy Francisquito el cantor.

Si quiere peliar conmigo

Me lo llevo a la cortada,

Y le doy una trompada

De truco, retruco y flor.

 

Y si protesta,

Con otro viento,

Todo el tormento

Le hago pasar.

Porque soy taita

De los morrudos

Y a todos mudos

Hago quedar.

 

Letra : Silverio Manco

Música : Alfredo Eusebio Gobbi

 

 

AtrásMenú Principal