EL CURDA

 

 

¿Qué importa que digan que soy curda viejo?

¿Qué importa que charlen, que borracho soy?

A nadie, a ninguno le importan mis penas,

Ni tampoco a nadie, doy explicación.

De todos, el murmullo yo escucho el zumbido

Pero, francamente, ni cuenta me doy,

Y voy por la vida matando las horas

Con restos de amigos, tabaco y alcohol.

 

Y en la noche tristona y fulera

Que en algún mostrador deje el alma,

Cuando el cuerpo del curda, esté en calma

No le traiga el chusmaje, una flor.

Ni que venga llorando falsías

Sobre el cuerpo del curda, que inerte,

Si broncando se va de la vida

No precisa consuelo en la muerte.

Y que el resto de amigos que queda

Cuando a mi alma la extinga el veneno,

Con un tango despidan al curda

Pa´ que llegue bailando al infierno.

 

¿Qué importa que digan que soy curda viejo?

¿Qué importa que charlen, que borracho soy?

Si nadie en la vida me tendió una mano,

Y mi confidente fue siempre el alcohol.

¿Por qué he de confiarle mis penas a nadie?

Ni andar por la vida con otra ilusión,

Que matar las horas entre trago y trago

Que es la vida un tango, machazo y varón.

 

Letra y música : F. F. García  (Francisco Floreal García), Francisco Lafémina  (Pantaleón Mosca) y J. Hache  (José Zas)

 

                       

AtrásMenú Principal