EBRIO

 

 

 

Qué malas son las mujeres

Que matan las ilusiones,

Trato de olvidar mis penas

De suavizar mi dolor.

Pero siempre me persiguen

Aquellos ojos traidores,

Con la deslumbrante fuerza

De su brillo tentador.

 

Son malas de curar mis amarguras

Y es fácil deducir que mis dolores,

Obra son de unos pérfidos amores

Que dañaron la fibra de mi ser.

No quiero detallar la villanía

De la autora moral de mi abandono,

A pesar de su mal, yo la perdono

Pero nunca, jamás la quiero ver.

 

Embriagándome la vida

Recorro los bodegones,

Quiero buscar distracciones

Para mi imaginación.

Pero su imagen maldita

Está tan en mi memoria,

Que para olvidar su historia

Necesito mucho alcohol.

 

Letra : José Rial (h.)

Música : Rafael Rossi  (Rafael Rossa)

 

Grabado por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarras. (sello Odeón N° 18.230)

 

                       

AtrásMenú Principal