EN UN BODEGÓN VECINO

(milonga)   (1959)

 

 

En un bodegón vecino

Colmado de parroquianos,

Se hallaban diez veteranos

Tomadores del buen vino.

Sin importarle un comino

Contaba cierto señor,

Dándoselas de orador

Con aires de vanagloria...

Toda esa bendita historia

Del hombre que es bebedor.

 

Con palabras bien fogosas

Que calmaban el ambiente,

De la bebedora gente

Decía frases jocosas.

Y en esa forma graciosa

Expuso en el bodegón,

Con gestos de gran señor

Las cinco transformaciones...

Que sufre en los bodegones

El tomador en potencia:

 

Recitado:

Bastan tres copas, decía, para entrar en gran calor

Y nos sintamos mejor con tan grata compañía,

Una especie de alegría nos recorre, poco a poco,

Por las venas y los poros, que nos hace estremecer

Y también aparecer con más coraje que un toro...

 

Y, finalmente, señores

Nos ponemos tan contentos,

Alegres y divertidos,

Que nuestros cinco sentidos

Se pierden y fantasean...

En tanto que nuestra voz

Ya se apaga en un rincón,

Y dicen los parroquianos...

Que damos la triste impresión

Del chancho... ¡Cuando sestea!.

 

Letra y música : Salvador Sequeira, Antonio Triviño y Celedonio Daliard  (Celedonio Cristian Daliard)

 

 

                               AtrásMenú Principal