EL DUENDE DE MONTEVIDEO

 

 

 

En mi ciudad vive un duende desde siempre,

No se le ve pero se siente

Su risa y su tambor.

 

Le hace cosquillas a los niños por la calle,

Y va pintando de colores

Las miradas de amor.

 

El Duende de Montevideo borra las muecas de la cara

Como un viejo novelón persigue a la injusticia,

La pena y el dolor.

Cuando fracasa en su misión

Es porque a mucha gente le falta corazón.

 

Es el autor de una canción

Que no se va de la cabeza,

La va silbando el conductor, el basuerero y el doctor,

Los changadores del mercado,

Las viejas en el almacén, la tararean sin saber

Que hay un duende en mi ciudad.

 

Donde los sueños palpitan anda el duende,

Y va cargando su valija

Llena de luz y sol.

 

Cuando una madre da otra vida, salta y grita,

Bailando al son de los latidos

Del niño que nació.

 

En la penumbra de la noche seca las lágrimas del vino

Llevando a punto de fusión, la pena y el olvido,

La ira y el perdón.

Al viejo duende encantador

Lo ven los pobres giles que encienden el amor.

 

Letra y música : Anselmo Grau  (Raúl Anselmo Grau Ribeiro)  (AGADU)

 

Grabado por Ricardo Gaiduk con el acompañamiento de Carlos Morales,

Eduardo “Toto” Méndez y Néstor Vaz. Obras inéditas del maestro Anselmo Grau.

 

 

(colaboración enviada (letra) desde Tandil, por el amigo Jorge Diberto. 05-2016)

 

 

AtrásMenú Principal