El ÚLTIMO LADRILLO

 

 

 

Cayó bajo los golpes, el último ladrillo

Llevándose el secreto de la vieja pared,

Y en su rojo sangriento, cual tajo sin cuchillo

Agoniza en escombros el tiempo que se fue.

 

Regresan olvidadas, imágenes borrosas

Recuerdo de una esquina que al barrio sepultó,

La novia, los amigos y todas esas cosas

Se van en un segundo, lo que tanto costó.

 

Allí había un cerco cubierto de glicinas

La pequeña ventana, junto a ella, el portón,

Más allá, el baldío, donde en las cina-cinas

Oculté el primer beso, la primera pasión.

Apoyado en los años, arrastrando el pasado

Es de agria la vida, una amarga canción,

Para qué tantos sueños, consumiendo apurado

El presente angustioso de una mera ilusión.

 

La tarde está incendiando astillas de recuerdos

Quizá la misma hora, quizá el mismo lugar,

Que al peso de los años, con mis pasos más lerdos

Regreso ya cansado de tanto y tanto andar.

 

El último ladrillo, igual que yo, ha caído

Allí, en la misma esquina, la que nos vio nacer,

Envuelto por la sombra, lo cubrirá el olvido

Mi barrio se fue al cielo, para nunca volver.

 

Letra : Homero Cárpena

Música : Bebe Nevoso  (Antonio Nevoso)

 

Grabado por Roberto Chaleán con el acompañamiento de Bebe Nevoso y su conjunto.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) por la amiga Susana Barrios (Crisu). 07-2013)

 

 

AtrásMenú Principal