El CAMIÓN

 

 

 

Un rebusque bien ganado muy tranquilo disfrutaba

Despacito amortizaba el juego del comedor,

Un amigo encarnizado, me adobó bien adobado

Me enganchó como un tarado en el yeite de un camión.

La avaricia rompe el saco bien, lo dice el refranero

Ya mi viejo en la otra guerra buena hilacha demostró,

Con los marcos de los “boches” en desgracia, calculaba

Ser bacán y tener coche y murió de peatón.

 

Este tango es el relato de la desesperación

De un vivo, ¡Uf!, que se dio corte, de no perder la volada,

De armarse con el transporte y gratis tener camión,

La vaca, le salió toro, por pasarse de avivato

“Zapatero a tus zapatos”, no es pa´ todos la ocasión.

 

Olvidá tus berretines y no echés en saco roto

Este ejemplo que te anoto, el de mi progenitor,

Porque nunca ventajitas, chantapufis de historieta

Se mandaron la boleta de un impulso creador.

Siempre existe y ha existido una mersa de vivancos

Que se juegan un barato cuando raya la ocasión,

Hoy hay muchos emergidos con sus manos laburando

Pero no como empresarios de acomodo y concesión.

 

Letra : Basilio Ruiz  (Alberto Máximo Ruiz Basilio)

Música : Ricardo Héctor Seritti

 

Grabado por la orquesta de Edgardo Donato con la voz de Carlos Almada. (sello Odeón, 17-09-1951)

 

 

(colaboración enviada (letra y grabación) desde Pescara, Italia, por el amigo Salvatore Fischetti. 01-2014)

 

 

AtrásMenú Principal