ESTADO DE GOLPE

 

 

 

No sé

Si estaba yéndome de ti, o de mí,

Al ver

Mis propios pasos de tu amor partir.

Giraban como lunas del recuerdo

Las espaldas de tus besos,

Que callaron, que no fueron

Más que muros de mis versos.

Resignado, calmo y quieto

Como quien se va del tiempo,

Con la cruz de su silencio

A un futuro que no fue.

 

Tu nombre persiguiéndome por la ciudad

Las otras no despiertan al olvido,

Rosario me llevó a su laberinto

De calles que se pierden  en el río.

Un río como espejo en mi destino,

Yéndose desde hace siglos

Y siempre aquí.

 

De pronto la tormenta de tu voz

Los rayos que de aquella  bicicleta,

Cayeron  sobre un suelo al ras del cielo

Yo llegaba hasta esa esquina.

 

De adoquines traicioneros

Se alineaba el universo,

De tu boca hasta nombre,

Arrastrándome del hombre

Que escapaba al sufrimiento.

 

Cubrió mis acuarelas del dolor

La oscuridad que enciende su mirada,

La hija de la noche en que nació

O apenas la muchacha que yo amaba.

 

Estado de golpe

Impacto directo,

Mi pecho insurrecto

Se entrega a tus pies.

El resto de mí

Que se vaya sin alma,

Tendré que empezar

A olvidarte otra vez.

 

Letra y música : Leonel Capitano

 

 

(colaboración enviada (letra) por el amigo Lautaro Kaller. 02-2012)

 

 

AtrásMenú Principal