EL ÚLTIMO BAILONGO

(1992)

 

 

Con los fueyes medio en coma, ya el Tarila y el Cotongo

Milongueros que se han muerto con sus muertas bailarán.

Noche de último suspiro, misa de último rezongo,

Noche mugre y anunciada la del último bailongo

Y un harapo será el cielo desnucado en el parral.

 

De los últimos cotorros son las últimas parejas

Van de smoking o desnudas, sospechándose el crespón.

Con los iris asomados sobre el arco de las cejas,

Zampan trágicas figuras, ralentadas como quejas

Al tirar sobre la pista, cada cual, su corazón.

 

Y minga de vida y de amanecer

Se irán los zapatos tangueando sin pies,

Con los maniquíes saldrán a danzar

Parejas de seres que no nacerán.

 

Los trajes vacíos, manchados de adiós

Caerán por los bares sin sed ni patrón,

Y los bailarines se irán a tirar

Desde un horizonte cachuzo y final.

 

Abrazados por los huesos, con los miedos a manojos

Pues las últimas estrellas son a fósforo y a gas.

Todo ser en este baile, para Dios es un antojo,

Formas últimas de sueños y crepúsculos de ojos

Paso a paso al precipicio que está de último compás.

 

Y un diabólico canyengue de otro mundo, un canyengazo

Sobre un mundo de agonía su misterio entablará.

Y de abajo de la pista siete bárbaros biabazos,

Mandarán ases y reinas de cabeza para el mazo

En un bíblico escolazo que ya nadie entenderá.

 

Letra : Horacio Ferrer  (Horacio Arturo Ferrer)

Música : Raúl Garello  (Raúl Miguel Garello)

 

Grabado por el conjunto de Raúl Garello con la voz de Gustavo Nocetti.

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada (grabación) por la amiga Susana (Crisu). 12-2011)

 

 

AtrásMenú Principal