El MARIDO

(milonga)

 

 

 

Yo busque pa´ casoriarme, como todas, un buen mozo

Y me encontré con un coso que es como un balde enlozado,

Hoy no puedo conformarme que a pesar de ser pintón

Tenga tan baja presión, siempre se encuentra cansado...

Se da vuelta pa´ otro lado y duerme como un lirón.

 

Yo soñé pa´ casoriarme con un tipo de apostura

Que además de su figura, sirviera pa´ enamorarme,

Justo a mí viene a tocarme, esta rara situación

Me resultó un mal varón, que una dama no tolera...

Si no cambia de manera, ¡Ay, san dié, qué papelón...!

 

Se perfuma, se depila, le hacen mal el sol y el viento

Camina con aspaviento y el casorio no asimila,

Yo estoy viviendo intranquila por su falta de atención

Le falta calefacción y pienso que pa´ este invierno...

Si no le pongo los pernos, le pongo encima el colchón.

 

Ya ni discutirle quiero, porque en lugar de fajarme

Se le da por arañarme y cómo me deja el cuero,

Hoy prefiero uno fulero, más canchero y más varón

Un domador, un campeón, más oreado y más curtido...

Yo necesito un marido y me tocó un remolón.

 

Letra y música : Ricardo Marcelino Otero ,

                         Octavio Martingano y

                         Alberto Losavio

 

Grabada por Olga Lamas con acompañamiento de orquesta.

 

 

(colaboración enviada (letra y grabación) por el amigo Amado Lafuente. 09-2011)

(agradezco la corrección del título, al amigo Beto Polla. 03-2014)

 

 

AtrásMenú Principal