ESTOY DE PIE

 

 

 

¡De pie...!

Anclado en las penumbras de mi arcano

Soy un gesto de estupor... ¡Llamándote!

Y oyendo el ruiseñor en su reclamo

Sabrás, amor, amor, cómo es que te amo,

Quisiera que una tenue luz alumbre

El perfume de una flor.

Y amar quisiera, siempre amar

En la alta cumbre,

Donde el cóndor va a llorar...

Lo que perdió.

 

Soñamos una vez

Volvamos a soñar,

Y a Dios roguemos

Que nos dé felicidad...

Desde tu ausencia

Mi ansiedad, mi voz, mi fe,

Están de pie, de pie

Llamándote...

 

¡De pie...!

Sembrado en el confín de un azul cielo

Soy un poco de ilusión... ¡Soñándote!

Y alegre en el rumor del arroyuelo

Sabrás, amor, amor, cuál es mi anhelo,

Del sitio adonde van nuestras preguntas

Que regrese la inquietud.

Pues hoy me invade la emoción

De que están juntas,

Nuestras almas y que soy...

Sabor y luz.

 

Letra : Alejandro Mariscotti

Música : Alfredo Attadía

 

Grabado por Argentino Ledesma con el acompañamiento de la orquesta de Carlos García. (sello Odeón, 1971)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada por el amigo Amado Lafuente. 04-2009)

 

 

AtrásMenú Principal