ESE ROBOT

 

 

 

No quiero ser ese robot, sin alma que inventaron,

Capaz de andar sin corazón, por este mundo desolado.

Con la tristeza de un reloj, que marca el tiempo sin color

Las horas mustias de la nada.

No quiero ser ese robot, que va a la muerte sin pelear

Contra esta vida siempre igual.

 

La vida, esa aventura de crecer,

Sumando el debe y el haber

La maravilla de ser hombre.

Con su ternura y su dolor,

Con su muchacha y su canción,

Con sus amigos en la esquina.

 

La vida, esa que Dios nos regaló,

Para que fuéramos amor

La mano abierta y extendida.

La vida, esa que habrá que rescatar,

De tanto luto y soledad...

La vida...

 

No quiero ser ese robot, sin niño y sin poesía,

El que aceptó la sinrazón, de una prisión, por cobardía.

Indiferente ante una flor, esclavo ciego que cambió

Sus sueños locos por rutina.

No quiero ser ese robot, que va al olvido sin saber

Que hay una luz a recorrer.

 

Letra : Roberto Díaz

Música : Reynaldo Martín (Oscar Reinaldo Fritz) y Enrique Lomuto (Enrique Daniel Lomuto)

 

 

AtrásMenú Principal