EL TRAGO DE DOLOR

 

 

 

 

El son de un tango rante

Que andaba por el aire,

Encaminó mis pasos

Buscando aquel lugar;

Mientras me aproximaba

Mi alma se inquietaba,

Ante el aspecto pobre

De aquel bello arrabal.

 

Un bar en una esquina

De pálidos reflejos,

Reflejos de una luna

Como las que hoy ya no hay;

Las velas encendidas

Goteando muerte lenta,

Sobre mesas sobadas

De aquel oscuro bar.

 

Y el tango lagrimeando en una viola

La base de un rezongo de emoción,

Que manos de un “Don Nadie” le arrancaba

A un fueye, en su último estertor.

 

Un tango lastimero pa´ los curdas

Que ahogan en la copa el corazón,

Un tango que llamaba a mis lamentos

A compartir el trago de dolor.

 

La noche se moría

En luces matutinas,

Como murió la copa...

Vacía de licor;

El día y mi agonía

Sangraban la tristeza,

De aquel amor perdido

La noche de su adiós.

 

Letra : Juan Carlos Martínez

Música : ---

 

 

(colaboración de su autor, el amigo Juan Carlos. 02-2010)

 

 

AtrásMenú Principal