EL PEREGRINO

(vals)

 

 

 

Yo vago por el mundo cual triste peregrino

Cual hoja marchita que el viento deshojó,

Yo voy a  alejarme siguiendo el camino

Que Dios, a los seres del mundo, les dio.

En noches oscuras, en calles desoladas

He sido un bohemio sin preocupación,

No quiero que el mundo se entere de todo

Por ese motivo yo doy en razón.

 

Los ríos y los valles

La selva florida,

Que hoy en mi camino

Voy dejando atrás,

De ver entre flores

Silvestres y hermosas,

De ver entre rosas

Tu estampa inmortal.

 

Adiós, tierna amada,

Adiós, cariñosa,

Quisiera que oyeras

En sueños, mi voz.

Quisiera abrazarte

Y me es doloroso,

Quisiera tenerte

En mi último adiós.

 

Yo quiero, en lo posible, y es todo lo que anhelo

Tener mi madrecita, tener un tierno hogar,

Y en las lluviosas noches de los inviernos fríos

Tener como todos, donde reposar.

Extraño tus caricias que tuve en otros tiempos

Que fueron para mi alma, la dicha y esplendor,

Sólo te pido, madre, que tuya ya tan lejos

Me busques en el mundo, caricias y amor.

 

Letra : Eugenio Cárdenas  (Asencio Eugenio Rodríguez)

Música : Rafael Rossi  (Rafael Rossa)

 

Grabado por la orquesta de Porfirio Díaz con la voz de Pepe Aguirre. (sello RCA (Chile), 1950)

 

 

(letra obtenida de la grabación)

(colaboración enviada por el amigo Amado Lafuente. 11-2009)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal