ESTATUAS DE HOLLÍN

 

 

 

Brotan del cemento sin saber adónde van,

Andan por las vías del país del “nunca más”,

Como si el tiempo los ahogara,

Como si huyeran de la nada

Y no pudieran aprender sin dolor...

- Lágrima sobre el verdor, son -

Callan la tortura de un pasado,

Como un pájaro enjaulado

Que se traga la emoción.

 

Como un estigma, como una reja,

Como un fantasma, como una queja...

Pisan sobre el fracaso sin mirar su raíz,

Su historia que no ceja.

Sufren madrugadas de apestado berretín,

Son sólo estatuas de hollín,

Viejas palomas que prefieren emigrar a otro lugar.

 

Rugen su silencio como grito en el desván,

Frío y solitario que lo esconde en un disfraz,

Cual marioneta que cargara,

Con una cruz sobre su almohada

Y no supiera escapar del bajón...

- Pálida luz de un rumor, son -

Todas las locuras de un pecado,

Que no para y desampara

Son destino de cartón.

 

Brotan del cemento, como impune monumento

Que se olvida de vivir y de soñar.

 

Letra : Marta Pizzo  (Marta Susana Pizzo)

Música : Mario Valdez  (Ernesto Mario Lach)

 

 

AtrásMenú Principal