EL TRAPERO

 

 

 

¡Mamita!... ¡Mamita!... Ahí viene el trapero

Que roba a los chicos que se portan mal.

Y todos los pibes, temblando de miedo

Le gritan de lejos, al verlo pasar...

 

¡Trapero!... ¡Trapero!... La bolsa se llena

De trapos y chicos, en un santiamén,

Decile, mamita, que a mí no me lleve

Que te quiero mucho, que me porto bien.

 

Y aquel despojo humano

Con su bolsita al hombro,

Se arrastra lentamente

Con su grueso bastón.

Buscando entre los tachos

El sucio desperdicio,

Para seguir camino

Por las calles de Dios.

 

Se dice que en un tiempo

Fue rico y respetado,

Mas quiso el cruel destino

Morder su corazón.

Por eso que en las noches

Y cuando el barrio duerme,

Como un lamento largo

Se escucha esta canción:

 

¡Camila!... ¡Camila!... Por qué no respondes

Al hombre que llora, con hondo dolor,

Acaso no quieres brindarme el consuelo

Las dulces caricias de aquel gran amor...

 

¡Camila!... ¡Camila!... Con pena recuerdo

El triste momento del último adiós,

Los años me vencen, el frío me mata

Y hoy, hasta los niños, les causo terror.

 

Letra : José Horacio Staffolani

Música : Enrique Rodríguez  (Enrique Alberto Rodríguez)

 

Grabado por la orquesta de Francisco Canaro con la voz de Ada Falcón.

 

 

(letra obtenida de la grabación, colaboración del amigo Amado Lafuente. 04-2008)

 

 

AtrásMenú Principal