EL REBENQUE FATAL

(milonga)

 

 

La otra noche iba rumbiando

Para el rancho de mi china...

Para el rancho de mi china,

Y vide un bulto en la esquina

Que hasta hoy me tiene penando.

 

“Falucho ” estaba ladrando

En forma desesperada,

Eché una juerte mirada

Pero sólo pude ver,

Una sombra, al parecer

Que juyó a la disparada.

 

Empecé a dar la vuelta

Como perro disconfiau,

Cuando al llegar a un costao

Con un bulto trompecé,

Era un rebenque y lo alcé

Gritando: “¡China, qué es esto!”

Y ella buscando pretexto

Lloró y me dijo: “¡No sé!”...

 

Eché mano a mi facón

Como pa´ hacerla pedazos...

Como pa´ hacerla pedazos,

Mas no pudieron mis brazos

Cometer tan mala acción.

 

“¡Perdón, mi gaucho, perdón!”

La mala mujer pedía,

Y yo la besé entuavía

Sobre su negra cabeza,

Y le dije con tristeza: “Bueno, china,

hasta otro día”.

 

De ella no supe más nada

Y asigún oí decir...

Y asigún oí decir,

La pobre vino a morir

Como perra abandonada.

 

Pobre china desgraciada

Qué muerte tan infernal,

Tal vez yo me muera igual

Al peso de su memoria,

Y así terminó la historia

De aquel rebenque fatal.

 

Letra y música : Juan Pedro López

 

Grabada por Edmundo Rivero con acompañamiento de guitarras. (1951)

 

 

AtrásMenú Principal