EL INSTANTE ANHELADO

 

 

 

Mi amor se despertó una tarde en tu piel

Y el ala que le diste, un ángel formó...

Al volar

Rumbo al sol,

Olvidé

Mi ciudad.

Y entonces me di cuenta que con tu amor

Mi alma viajera fue.

Recorrí tierras de secretos de a dos,

Calmé la sed en ríos que no se ven...

Y tu voz

Huracán,

Que durmió

Mi voluntad.

Cortó las alas a aquel sueño de ayer

Y mi ángel se marchó.

 

Hoy, sin mi bolsa de llorar a cuestas

Voy navegando por un mar de estrellas,

Todo mi ser cobró una nueva vida

Sin olvidarte y renunciando al ansia.

Hoy renacido estoy de mis cenizas

Y continúo en la ciudad de siempre,

Fuiste aquel sueño que duró el instante

Que el alma anhela para ser más grande.

 

Confié en el ángel cuando te confesé

Todo el amor que me inspiró tu canción...

Sin piedad

Frío y cruel,

Tu mirar

Me olvidó.

Y entonces me di cuenta de tu verdad:

Mi muerte te daba paz.

Bajé los ojos intentando volver,

La vieja senda amiga no estaba ya...

Sólo mi

Realidad,

Sin tu amor

Desolación.

Volví cansado y, deseando el perdón

Gané la luz del sol.

 

Letra : Alberto Peyrano

Música : José Bragato

 

 

AtrásMenú Principal