EL ENTRERRIANO    (II)

 

 

 

Tú, el entrerriano criollazo

De nobleza e hidalguía,

Que captó la simpatía

De todo el que lo trató,

Porque siempre demostró

Ser hombre sincero y fiel,

Y como macho de ley

La muchachada lo apreció.

 

Como varón se comportó

Su pecho noble supo exponer,

Para el débil defender

Y así librarlo del mal,

Pero una noche sombría

Que fue, ¡Ay!, su desventura,

En su alma, la amargura

Echó su manto fatal,

Por haber sido tan leal

Halló su cruel perdición,

El Entrerriano lloró

Su triste desilusión.

 

Una noche en un callejón

Al amigo más fiel vio caer,

Bajo el puñal de un matón

Que de traición lo hirió cruel,

Y vibrando de indignación

El criollazo atropelló,

Y en la faz del matón

Un barbijo marcó.

 

Y al correr de los años

Libertao ´e las cadenas,

Con el peso de sus penas

Pa´ l viejo barrio volvió,

Y amargado lagrimeó

Al hallarse sin abrigo,

Y hasta aquél… el más amigo

El amparo le negó.

 

Letra : Semino y Rotondara

Música : Rosendo Mendizábal

 

 

AtrásMenú Principal