EL DESCONCIERTO

 

 

 

Con angustiosos ruegos, grité tu nombre amado,

Gemí desesperado en mi desolación,

Revuelvo los recuerdos, rastreo en mi pasado

Y aun dudo que sea cierto, que no tendré tu amor.

Sin esperar te espero, como los que se mueren

Esperar, el milagro, que los hará alentar,

Aunque sé que me engaño, las cosas que se pierden

Se pierden para siempre, no se recobran más.

 

Todavía te quiero

Todavía mi amor,

Implorante te busco

Por llegar hasta vos.

Si yo siento que nunca

Despertará el ayer,

Aferrado a mi angustia

Con mi amor moriré.

 

Qué cruel la certidumbre, de mi alma sin consuelo,

Que fría la crudeza desnuda del dolor,

Mi inútil esperanza asida a un espejismo

Me muestra cosas bellas, espectros de ilusión.

Los años implacables, dos pinceladas blancas

Pondrán sobre mis sienes, la marca del dolor,

Plateadas cicatrices, cicatrices del alma

Que dirán cuánto ha sido, lo que sufrí por vos.

 

Letra : Aurelio Tallarico

Música : Gabriel Clausi  (el “Chula”)

 

 

AtrásMenú Principal