ESCUCHÁ LO QUE TE DIGO

 

 

 

Escuchame bien hermano, vos sabés que soy derecho
Y aunque lucho férreamente, no claudico en mi sentir,
Y si canto “las cuarenta”, te aseguro no es despecho
Porque cobré desde pibe, las miserias del vivir.
Un consejo quiero darte, pa´ que nunca sientas penas
No dejes la puerta franca, de tu gaucho corazón,
Porque siempre existe un vivo, que su envidia desenfrena
Y te llame comediante, loco, vago o vil ladrón.
 
Desconfiá del que, risueño
Te da un mango en un apuro,
Y del que se muestra puro
Porque un día te da pan;
El amor es sólo un sueño
De mistonga bailarina,
Y al final ya se adivina
Lo que siempre te dirán.
 
Estudia la biblia santa, de esta vida tan fulera
Percatate de su ciencia y ganá la soledad,
Que el buey solo bien se lame y hace patria en donde quiera
Que querés con los que charlan, de cariño y de amistad.
No ses gil, estate alerta, no olvidés lo que te digo
Yo ya no entro por el aro, porque todo es oro fix,
Si extrañás de verte solo y deseas algún amigo
Arrimate a un perro reo, que él jamás te hará sufrir.

 

Letra : Juan Miguel Velich

Música : Alberto Cosentino

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal