EL ÚLTIMO ACORDE

 

 

 

Nunca más

Han de volver las galanas alondras,

Con sus canciones de amor a encantar mi jardín

Y a disipar de mi mente las sombras...

Fue fugaz

Aquella hora de paz y ventura,

Todas tus frases dejaron intensa amargura

Tus labios jamás pronunciaron verdad.

 

Y en el violín del recuerdo,

Llora, en sordina, el dolor...

 

Sueño de gloria que ayer

Tuve al ser, dueño de tu amor,

Lo apuñalaste sin compasión

En la alevosa emboscada de tu traición.

Pero el azar castigó

Tu falsedad... tu ingratitud...

Echó por tierra tus ambiciones

Perdiste todo... ¡Hasta la juventud!...

 

Y hoy que tú

Habrás, tal vez, olvidado la historia,

Aquel momento de dulces mentiras de amor

Vuelve a brillar en mi triste memoria.

Mi perdón

Es como un último acorde que suena,

Que en la sonata doliente, mi mano serena

Le arranca al cordaje de mi corazón...

 

Letra : Armando Tagini  (Armando José María Tagini)

Música : Juan José Guichandut

 

 

AtrásMenú Principal