EL CABURÉ   (I)

 

 

 

A mí me llaman “Caburé”, porque soy
Un tipo que me hago temer donde voy,
Y a más, yo tengo la virtud de poder amar
La palomita más gentil que quiera amar.
 
Por eso me han de ver salir
Con afán,
En cuanto empieza a anochecer
Sin temor,
Y al extender mis anchas alas
Hago galas,
De un sentido amor.
 
Cuando mi canción entono
No hay mujer,
Que pueda retener
El ansia de querer amar.
Sin que la presa
Pueda escapar,
Pues con mirarla, nada más
La encanto, con sagaz empeño
De aspirar su amor,
Como quien busca
En los jardines de la vida,
La más perfumada flor.
Todos envidian
Las virtudes de mi fe,
Y las mujeres tiemblan de miedo
Apenas oyen conversar, del “Caburé”.
 
Es en vano que me impidan
Dragonear,
A la que ha de apagar
El fuego de mi gran pasión,
De mi canción.
Y si algún malo, se ha de dar
El dique de afrontar,
A fuerza, mi invencible fe,
Toda la vida, yo le juro
Ha de acordarse
De quién es “El Caburé”.

 

Letra : Roberto Lino Cayol

Música : Arturo De Bassi

 

 

AtrásMenú Principal