EL ARROYITO

 

 

 

Hoy que triunfás, en tu vida se ha elevado

Dominador y prepotente,

Y fue el amor el que causó la corriente

De tu vivir desordenado,

Quisiera creer en la verdad de tu resurgimiento

Y que el amor te elevará, sólo para tu bien.

 

Pero dicen que estás triste

Que te han visto condolida,

Que la orgía y el placer

Te incitan a volver, de nuevo a aquel lugar;

Donde el arrullo de un tango arrabalero

Te dice, traicionero, una pasión fingida,

Mientras se escucha que dulce e insinuante

Un bacán elegante, te miente su querer.

 

Así pasás y naciste para el cielo

Te debés dar por derrotada,

Como al final se convierte en correntada

El arroyito manso y bueno.

Tu río al fin encontrarás, dulce y cariñosa,

En tus brazos, con emoción, ¡Pobre!, Se entregará.

 

Y al final de la jornada

Cara a cara con la vida,

Consultando al corazón

Verás que la ilusión, solita te dejó.

Y del pasado borroso y penitente

Te dejará la gente una íntima congoja,

Que en una lágrima amarga y delatora

Te llevará a cada hora, trozos del corazón...

 

Letra : Celedonio Esteban Flores

Música : Samuel Castriota

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal