EL ALMA DEL TANGO

 

 

 

 

¿Quieren saber mis amigos 
por qué el tango es tan llorón?
Que sollozan los violines 
Y que gime el bandoneón.
Es que el tango es una planta
Una planta musical,
Que florece entre las rejas
El alma del arrabal.
 
Arraigado sus raíces
En la miseria del pueblo,
En sus pobres esperanzas
O en su escondido dolor;
Y cuando la luz del día
Se abre en ondas de armonía,
Siempre nos brinda un suspiro
Como si fuera una flor.
 
Canta el tango los ensueños 
De alguna pobre mujer,
Y las tristezas del hombre 
Que corre tras un querer;
Y como la vida es triste
Y siempre hiere a traición,
El tango, al cantar, solloza 
Lo mismo que un corazón.
 
Ya saben, pues, mis amigos
El secreto de esas notas,
Entre las noches dejadas
Como un ala musical.
Si sollozan los violines
En medio de los festines,
Es que el tango evoca siempre 
El alma del arrabal.

 

Letra : Víctor Pérez Petit

Música Luis Viapiana y Juan M. González  (Juan Manuel Ramón González Martínez Prado)

 

Grabado por Agustín Magaldi con acompañamiento de guitarras. (sello RCA, 14-12-1927)

 

 

AtrásMenú Principal