ESCOLASO

 

 

 

 

 

En descartes pensativos, se entreveran por mi frente
Fulerías del presente, con primores del ayer,
Era linda la que quise, tuve resto en el bolsillo
Puro lujo, puro brillo, puro dar sin recoger.
Yo perdí el amor sincero, yo apuré mi vida en copas,
Yo vestí de ricas ropas, la coqueta desnudez,
Y pensar que condenado, por la ley del escolaso
Juego igual si el mismo mazo, me lo tiran otra vez.
 
De qué vale la experiencia, si de zurda hay un porteño
Que apilado en cada sueño, nunca quiere despertar,
Si el chamuyo de los tangos y el suspiro de las “donas”
Guitarritas querendonas, con la guita hay que templar.
Escolaso de mis años, que en los pases de sus noches
Se quedó con los derroches, de mi generosidad,
Yo sé bien cómo se vuelve, de la última parada
Con un gris de madrugada y un dolor de soledad.
 
Este juego es como el otro, cuando dan el primer pase
Todos tienen mucha clase, pa´ ganar y pa´ perder,
Los amigos son de entraña, los amores son de acero
Y las copas, un reguero de alegría y de placer.
Yo, de amigos... rechiflado. Yo, de copas... colifato,
Yo, de amores de arrebato, cocinado como ves,
Y pensar que condenado, por la ley del escolaso
Juego igual si el mismo mazo, me lo tiran otra vez.

 

Letra : Francisco García Jiménez

Música : Anselmo Aieta  (Anselmo Alfredo Aieta)

 

Grabado por Edmundo Rivero con acompañamiento de guitarras.

Grabado por Reynaldo Martín con acompañamiento de guitarras.

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal