EL PURRETE

 

 
 
No se crea que es novela, ni que charlo estando en copas,
Es un drama en carne propia, el que va a escuchar usted,
No quisiera recordarlo pero dentro de mis venas
Corre un odio que me quema, no me puedo contener.
Yo le ruego me perdone, si me nota algo violento
No es a ella a la que siento ni al cobarde amigo aquel,
Es al pibe, mi purrete, que pa´ siempre irá marcado
Porque su madre ha manchado, su inocencia y mi querer.
 
No quiero que vuelva, ni toque al purrete
Ni que me la nombren, total, ¿Para qué?
Por ella, mi pibe enfermó de tristeza
Y yo fui entre rejas y a raya empilché.
Cuántas noches en mi celda, por no llorar me hacía el fuerte,
Y el retrato del purrete, me arrancaba un lagrimón,
Aguanté diez años preso, pa´ abrazar al purretito
Debe estar hecho un mocito, todo un hombre como yo.
 
Con qué gusto a los dos juntos, los hubiera amasijado
Pero si ella se ha salvado, sólo fue por compasión,
Cuando vi llorando al pibe y al gritar, dándome un beso:
“A mamá no le hagas eso”, ese llanto me cegó.
Aquel día cayó el otro, lo pagué por mal amigo
Con diez años de presidio, precio de su vida ruin,
Que le dé gracias al pibe, que si no, de buena gana
Otros diez años de cana, con qué gusto iría a cumplir.

 

Letra : Raúl Hormaza  (Raúl Mario Hormaza)

Música : Eladio Blanco

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Armando Laborde.

 

 

AtrásMenú Principal