MIS CONSEJOS

 

 

 

En los golpes de la vida, aprendí estas cuatro cosas,

Que hoy me atrevo a repartirlas sin vanidad ni rencor,

Y hasta a vos, muchacho loco, que la ves color de rosa

Puede servirte de ejemplo, este gris trasnochador...

Yo, que te sigo los pasos, acodao en los estaños,

Tambaleando madrugadas, con diez copas y algo más...

Te advierto que no es juguete, manosear los veinte años,

La existencia es una “rula”, con cien números de engaño...

Que si entrás a mandar fichas, como un hongo te secás.

 

¡Muchacho!...

Si pudieras darte cuenta,

Cómo broncan “los cuarenta”,

Cuando encanece la testa

Y entra a fallar el timón...

Burros, timbas y quinielas,

Bailes, copas, damiselas,

Son placeres de ocasión...

La vida...

La vida del calavera,

Es un frágil cigarrillo

De traidoras espirales...

Primero da fuego y brillo,

Después, te encanan los grillos

Hasta hacerte gritar: ¡Madre!...

¡Madre!... Y corrés a buscarla

Y entre sus brazos caés...

Pero si ya la has perdido,

Con el corazón vencido

Decí, muchacho: ¿Qué hacés...?

 

En los golpes de la vida, aprendí estas cuatro cosas,

No me importa el juicio ajeno, es mi forma de pensar,

Al rodar por esas calles, le copié a las mariposas

Cada cual tiene en el mundo su manera de volar.

Vos dirás que la he vivido y hoy de curda me lamento,

Eso queda a tu criterio, ya sos hombre pa´ elegir...

Pero al verte ya maduro, sin amor, hogar ni vento

Como avaro sobre el oro... cuando sumes sueños muertos

¡Y el dolor te arroje un cero... preparáte pa´ morir...!

 

Letra y música : Héctor Marcó  (Héctor Domingo Marcolongo)

 

Grabado por Edmundo Rivero con acompañamiento de guitarras.

Grabado por Rodolfo Lesica con el acompañamiento de la orquesta de Jorge Caldara.

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal