MAR ADENTRO   (1933)

(Navega mi velero)

 

 

Era

Mi fiel compañera

La flor más linda

De la ribera;

Por su hermosura

Incomparable

Se la llamaba

“La perla del Señor”.

Era

La estrella querida,

Brújula santa

De nuestra vida;

Pero una noche, el mar

Celoso de este amor,

Bramando sin piedad

Se la llevó.

 

Navega, mi velero,

Que en el gemir del viento

Escucho su lamento

Como diciendo: “Adiós”.

Y si es que a la deriva

Nos lleva el mar bravío,

Será, velero mío           (bis)

Mejor para los dos.

 

Fiera

Nos trata la suerte

Porque afrontamos

La misma muerte;

Pero ¡Qué importa!,

Si aquí en mi pecho,

Como tu quilla

Me cruje el corazón.

Deja

Que los aquilones

Vayan barriendo

Mis ilusiones;

Deja que brame el mar

¡Ya todo se acabó!

Y de la tempestad

Me río yo.

 

Letra : Mario Battistella  (Mario Batti – Stella Zoppi)

Música : Enrique Delfino  (Enrique Pedro Delfino – Delfy)

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal