LA CULPA LA TUVE YO

 

 

 

Viejo rinconcito de ayer
Sólo hemos quedado los dos,
Nunca la he sabido querer
Ni comprender su gran amor.
Honda su tristeza ha de ser
Para que no vuelva jamás...
Calma la profunda pena mía
Que me envuelve desde el día
En que solo me quedé.
 
La culpa la tuve yo, corazón
Que no supe comprender.
No escuchaba tu decir
Y dejaba sin oír
El llamado de un querer...
La culpa la tuve yo, corazón
Cuando la dejé partir.
Recuerdo aún su voz,
La luz de su mirar
Perdida en sombras del adiós.
 
Viejo rinconcito de ayer
Sólo hemos quedado los dos,
Nunca la he sabido querer
Ni comprender su gran amor.
Grande es esta pena de ser
El cautivo fiel de un amor...
Vida de mi vida, siempre fuiste,
El consuelo que a mi pena
Mitigaba en el dolor.

 

Letra : Adolfo R. Avilés  (Adolfo Rafael Avilés)

Música : Andrés R. Domenech  (Andrés Roberto Domenech)

 

Grabado por la orquesta de Domingo Federico con la voz de Ignacio Díaz. (sello RCA, 10-04-1944)

 

 

AtrásMenú Principal