IBIS

(vals)

 

 

Silenciosamente la miré
Y su boca roja se abrió,
Y en el ardor de un beso prolongué
Aquel instante de emoción y amor...
Su blanco plumaje desplegó
Al compás de extraña melodía,
Entre un suspiro me alejé
Y en busca de otro amor,
Tal vez se fue...
 
Ibis seductor,
Si supieras lo que lloré,
Cuando después de aquel encanto desperté
El goce trocado en dolor.
Ibis, si al volver
Buscases de nuevo mi vida,
Sabes que, en mi alma una herida
Está llorando la ilusión de ese ayer.
 
Besos que en un tiempo disfruté
Boca que mentía: sólo tuya,
Ojos de cielo que su luz robó
Y hoy me enceguecen sin poderlos ver.
Risa cuyo alegre cascabel
Suena cual si fuera un aleluya,
Tal vez mi llanto sepa convencer
Y pueda así
Gustarlos otra vez...

 

Letra y música : Héctor Tomás Bates y Luis Jorge Bates

 

 

AtrásMenú Principal