CANCIÓN PARA UN BREVE FINAL

 

 

 

¡Mátame!, Si es preciso que muera.
¡Mátame!, Moriré de una vez,
Más grave es este paso de vidrio por las venas
Más duele que el zarpazo, la risa de la hiena.
¡Basta!, ¡Mátame!, Si apuras el final
Se muere de una vez, luego, nada más.
 
Cuando me besas, sabes, se me alegra el día,
Cuando me besas, vuelvo a consentirte mía,
Mía, siempre mía y siempre en vano
Como el fuego en una chispa,
Mía, siempre mía hasta el arcano
De tu mano, que se crispa después.
 
El golpe de revés, mi orgullo entre tus pies
Y el tiempo del más fuerte,
Que es ahogarme y comprender
Que vivo para toda muerte.
Porque me besas, sabes, cuanto más preciso
Y yo preciso más, cuando te beso más.
 
¡Para qué!, Si yo sé que es inútil.
¡Para qué!, No acabar de una vez,
Más hondo me castiga, tu no que un sí sencillo,
Molesta más la ortiga, que el filo del cuchillo.
¡Basta!, ¡Mátame!, Si apuras el final
Se muere de una vez, luego, nada más.
 
Coda:
Porque me besas, sabes, cuanto más preciso
Y yo preciso más, cuando te beso más...

 

Letra : Homero Expósito  (Homero Aldo Expósito)

Música : Armando Pontier  (Armando Francisco Punturero)

 

Grabado por la orquesta Francini – Pontier con la voz de Roberto Rufino.

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal