Y SUMA Y SIGUE...

 

 

 

No me gusta andar con vivos y a los giles les doy pase,

A los otros, si es preciso, los atiendo y se acabó,

Si la mala se encabrita, me la aguanto hasta que amanse

Y aunque siempre hay un amigo, curo a solas mi dolor.

 

Me enseñó la mala racha, que la suerte es mina ilusa

Y al final se queda siempre con aquel que está “guiyao”,

Y aprendí en los desencantos que si afloja el de la zurda

Es mejor que te amasijes, porque al fin irás palmao.

 

Aunque seas bien derecho, si andás seco te dan pifia

Trabajando sos cualquiera y afanando sos señor,

Porque al fin hasta la grela que comparte tu cobija

Cuando ve mangos en fila no pregunta cuántos son.

 

Además, nadie pregunta de qué lao salió la buena

La importancia está en los mangos, aunque salgan de lo peor,

Y aprendés al triste precio, de tu credo en esta feria

Que ni tiñe la vergüenza, ni la guita tiene honor.

 

Me enseñaron los “amigos”, que estás firme si hay rebusque

Aprendí de los extraños que hay que abrirse del favor,

Y la vez que por humano, le di cuarta a un gil cualunque

Me dejó en la puerca vía, sin confianza y sin colchón.

 

Los demás te van sacando,  por la pinta, como al naipe

Y al marcarte, “gil en puerta”, pregonando fe y amor,

Te saquean hasta el alma y después te dan el raje

Pero nadie mira nunca, que tenés un corazón.

 

Guiyao: de bolsillos llenos. 

 

Letra : Carlos Bahr  (Carlos Andrés Bahr)

Música: Juan D´Arienzo y Fulvio Salamanca  (Fulvio Werfil Salamanca)

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Alberto Echagüe. (1952)

 

 

A “Letras   A “Autor    Menú Principal