Y A NADIE LE IMPORTA

 

 

Pensar que una noche

De rabia y de celo,

Herido mi orgullo, quebrada mi fe

Le grité: ¡Te dejo, me voy, no te quiero!

Y al quedarme solo no supe qué hacer.

La vida, que es justa, me dio su castigo

Jugué mil barajas y en todas perdí,

No pude olvidarla, la llevo conmigo

Y hoy vuelvo por ella

Por ella y por mí.

 

A nadie le importa

Si he vuelto a buscarla pidiendo perdón,

Qué gano diciendo que soy el más fuerte

Si me estoy muriendo por ella de amor.

A nadie le importa

Si en este cariño perdí la razón,

Soy capaz por ella de abrirme las venas

Y escribir con sangre:
”Te quiero, mi amor”

 

Te quiero, mi vida

Me dijo esa noche,

Te quiero y te juro que nunca pequé.

Me miró los ojos y sin un reproche

Balbuceó temblando: “Pensá lo que hacés”.

La vida que es justa me dio su castigo

Jugué mil barajas y en todas perdí,

No puedo olvidarla, la llevo conmigo

Y hoy vuelvo por ella

Por ella y por mí.

 

Letra : Carlos Russo  (Carlos Antonio Russo)

Música : Tití Rossi  (Ernesto Ovidio Rossi)

 

Grabado por la orquesta de Héctor Varela con la voz de Armando Laborde.

 

 

AtrásMenú Principal