VIEJA RECOVA

 

 

 

La otra noche mientras iba caminando como un curda

Tranco a tranco, solo y triste, recorriendo el veredón,

Sentí el filo de una pena que en el lado de la “zurda”

Se empeñaba traicionera por tajear mi corazón...

Entre harapos lamentables una pobre limosnera

Sollozando su desgracia a mi lado se acercó,

Y al tirarle unas monedas a la vieja pordiosera

Vi que el rostro avergonzado con las manos se tapó.

 

Vieja Recova,

Rinconada de su vida,

La encontré sola y perdida

Como una muestra fatal.

La mala suerte

Le jugó una carta brava,

Se le dio vuelta la taba

La vejez la derrotó.

¡Vieja Recova, si vieras cuánto dolor!

 

Yo la he visto cuando moza ir tejiendo fantasías

Con sus sueños de alto vuelo y sus noches de champán,

¡Pobrecita! Quién pensara los finales de sus días

Y en la trágica limosna, vergonzante que hoy le dan.

Me alejé, vieja Recova, de su lado, ¡Te imaginas!

De la amiga de otros tiempos, ¡Qué dolor llegué a sentir!

Lo que ayer fuera grandeza, hoy mostraba sólo ruinas

Y unas lágrimas porfiadas, no las pude desmentir.

 

Letra : Enrique Cadícamo  (Domingo Enrique Cadícamo)

Música : Rodolfo Sciammarella  (Rodolfo Pascual Sciammarella)

 

Grabado por la orquesta de Osvaldo Pugliese con la voz de Jorge Vidal. (03-05-1950)

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal