TENEMOS QUE ABRIRNOS

 

 

 

Hace ya algún tiempo, te vengo observando

Un raro misterio en tu modo de ser,

Si algo me retraso, te encuentro con trompa

Si vengo pasado, ni me querés ver.

Si me encuentro alegre y cacho la viola

Me parás el carro, yo no sé por qué,

Te inventás diez nombres de minas cualquiera

¡Si falta que digas que tengo un harem!

 

Tenemos que abrirnos, no hay otro remedio

Es un caso serio tu modo de amar,

Tenemos que abrirnos, amistosamente

No es vida decente broncar y broncar.

Tenemos que abrirnos, hemos terminado

Las que has aguantado, te las pagaré,

Con buenos recuerdos: diré que sos buena

Que es grande mi pena, pero ¿Qué le va cha ché?

 

A veces dormida, soñás en voz alta

Me decís de todo... mordés el colchón,

Yo te doy soguita, hasta que, cabrero

Te despierto suave... con el cinturón.

Si te pido ropa, te hacés la mañera

Haciéndote ideas, muy malas, quizá,

¡Ufa, qué carácter! ¡Ya no hay quién te aguante!

¡Si tenés más vueltas que línea ´e tranguay!

 

Letra : Agustín Irusta  (Agustín Cipriano Irusta)          

Música : Alberto Hilarión Acuña

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón N° 18.891 y 51.383)

Grabado por la orquesta de Francisco Rotundo con la voz de Julio Sosa.

 

 

AtrásMenú Principal