TAN SÓLO POR VERTE

 

 

 

Al mirar mi cara en el espejo

He sentido un poco viejo, el corazón,

Mis pasos rumbié para el recuerdo

Muerta la esperanza, la ilusión.

Gambeteando cuadras fui a la esquina

Recordé, mi chiquilina, nuestro amor,

Fue mi pretensión tan sólo verte

Y en mis ojos retenerte, primer amor.

 

Creí que la vida de mí se burlaba

Cuando alegremente te vi aparecer,

Quise ir a tu encuentro, traté de llamarte

Y loco gritarte: ¡No me conocés!.

Un ángel muy rubio corrió hasta tus brazos

Se hundió en tu regazo, te llamó: ¡Mamá!,

Y al verte dichosa, feliz me he sentido

Y al barrio querido no he vuelto jamás.

 

Todo estaba igual, nada ha cambiado

El balcón tan perfumado, donde soñé,

Descuidé tus besos, tus ternuras

Tras de la aventura, me alejé.

Supe a la distancia tu valía

Y al volver ya no eras mía, sólo quedé,

Se alejaba el sol como tu vida

Y en la tarde ensombrecida, me marché.

 

Letra : Alfredo Lorenzo

Música : Horacio Cabarcos  (Horacio Fernando Cabarcos)

 

Grabado por la orquesta de Francini – Pontier con la voz de Julio Sosa.  (sello RCA Nº 60-1974)

 

 

AtrásMenú Principal