TAL PARA CUAL

 

 

 

Acércate... no temas

Quiero hablarte cara a cara,

Si tenés sangre en las venas

Para mirarme como ayer.

Vení... acércate... si lástima me da

Verte temblando igual que una mujer.

No han de valer ni ella ni vos

Que me pierda para siempre,

Que me pierda por aquellos

Que en la sombra de una tarde,

Traicioneros y cobardes

Arrastraron con mi honor.

 

Andáte nomás... para qué cobrar

Lo que no valió siquiera un pucho,

Le podés decir que me desarmó

Ver que sos tan ruin y tan cobarde.

Y si alguna vez te sentís capaz

De poder mostrar que sos más hombre,

Sé que he de cobrarme, con la punta del cuchillo

Esa deuda que hoy a un maula perdoné.

 

Yo no sé cómo han podido

Ser tan viles y canallas,

P´ hacer burla y olvidarse

De lo mucho que les di.

Ella, ingrata, jugó con mi bondad

Vos nunca fuiste un hombre de verdad,

Dios los juntó... tal para cual

Y aquí estoy para aguantarme,

Hasta el día que los vea

Que será tarde o temprano,

Rejugados en el barro

Que hoy a mí me chapaleó.

 

Letra : Carlos Waiss

Música : Héctor Varela  (Salustiano Paco Varela)

 

Grabado por la orquesta de Héctor Varela con la voz de Rodolfo Lesica.

 

                       

A “Letras   A “Autor    Menú Principal