TACONEANDO

(1931)

 

 

¡Vengan a ver!

El bailongo se formó

En su ley...

A la luz de un gran farol

Medieval...

Todo el barrio se volcó

En aquel

Caserón bajo el parral

A bailar...

Y al quejarse el bandoneón

Se escuchó

Tristes las notas de un tango

Que nos hablaba de amor

De mujer, de traición,

De milongas manchadas de sangre

De sus malevos y el picaflor...

 

Se fue el arrabal

Con toda su ley...

Su historia es, tal vez

La cruz del puñal...

Se fue el arrabal

Que hablaba de amor,

Y aquel taconear

También se perdió...

 

¿Quién no sintió?

La emoción del taconear

Y el ardor,

Que provoca el bandoneón

Al llorar...

¡Tango brujo de arrabal!

Triste son

Que se agita en el misal

De un querer,

Y en la lírica pasión

Del matón...

Notas que muerden las carnes

Con su motivo sensual,

Al volcar la pasión

Que llevamos, tal vez, muy adentro

En lo más hondo del corazón.

 

Letra : José Horacio Staffolani

Música : Pedro Mario Maffia

 

Grabado por Carlos Gardel con el acompañamiento de la orquesta de Francisco Canaro. (sello Odeón Nº 18.855)

 

Estrenado por la orquesta de Pedro Maffia en los bailes ofrecidos en el teatro “San Martín” durante el carnaval de 1931.

 

 

AtrásMenú Principal