¿POR QUÉ NO HAS VENIDO?

 

 

 

Te estuve esperando... ¿Por qué no has venido

a verme, sabiendo que me hallo tan mal?

Mi madre tan buena, tan santa, ha querido

Traerme unas rosas de tu rosedal.

No sabes, mi vida, el bien que me hiciste

Mis cruentos dolores, calmarlos sentí...

De pronto mi madre se puso muy triste...

¿Por qué no has venido a verme? Decí...

 

Le pregunté a mi madre si algo te acontecía

La pobre, con ternura, me contestó que no,

Y entresacó del pecho una fotografía...

Era el retrato mío... El que te ofrecí yo...

Cruzaron por mi mente recuerdos en bandadas...

Cariños, alegrías... Todo perderlo vi...

De angustia, sobre el lecho, tus rosas encarnadas

Lloraban con mi madre, de pena, junto a mí.

 

Yo sé – lo comprendo – que estoy desahuciado,

Que no hay esperanzas... Tené compasión...

Quizá cuando vengas habré terminado,

Llevando tu imagen en mi corazón.

..........................................................................

La gente comenta que cuando aclaraba

La muerte implacable llevándose fue,

Los últimos restos de quien exclamaba:

¿Por qué no has venido? Decime ¿por qué?

 

Letra : Julio Plácido Navarrine

Música : Pedro Mario Maffia

 

Grabado por la orquesta de Alfredo de Angelis con la voz de Carlos Dante.

 

                       

AtrásMenú Principal