POR EL LLANO

 

 

 

A qué decirte aquella historia

Si al recordar yo sé que hará daño,

Si ya se va perdiendo entre los años

Como mi ser, cansado de vagar.

Sabés que mi alma idolatraba

Una mujer que, como vos, tenía,

En su mirar ardiente la alegría

Que borra el llanto de hondo pesar.

 

Por su amor era gaucho noble y leal

Sin más leyes que el deber

Que mi pingo y mi puñal.

Ella fue de mis ansias la ambición

Y por ella demostré mis instintos de varón,

Cuando vi que en su cara hecha una flor

Aquel gaucho torpe y cruel

Su rebenque le cruzó.

Y al mirar esa infamia comprendí

Que jugaba con mi amor

Y en iras me encendí.

 

Maté, sabés que fue peleando

De frente a frente, acero contra acero,

Que no temí perder todo mi cuero

En la jugada altiva del amor.

Después, pasó muy poco tiempo

En que yo andaba errante por el llano,

Cuando me habló en voz baja un buen paisano

Y este secreto me reveló.

 

Al saber que del pago me alejé

Agobiado de dolor, para nunca más volver,

La mujer que fingía que me amó

Olvidando mi querer, hasta el rancho abandonó.

Pero así, desde entonces, sin más luz

En mis ojos, que el fulgor

De mi muerta juventud,

Mi querer, por el llano donde voy

Comprobando en mi sufrir

Que un triste paria soy.

 

Letra : Eugenio Cárdenas  (Asencio Eugenio Rodríguez)

Música : Rafael Rossi  (Rafael Rossa)

 

Grabado por Carlos Gardel con guitarras. (sello Odeón N° 18.143)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal